Movilización en 1996 a Mutatá – Urabá “Mujeres en Ruta Por la Vida y la Paz”

En el Marco del día Internacional de la No Violencia Contra las Mujeres, el  25 de Noviembre de 1996, 2.000 mujeres de diferentes regiones del país se enrutaron hacia el municipio de Mutatá – ubicado en la región de Urabá, ubicada en el Departamento de  Antioquia.

Esta movilización se conoce como el acto fundante de la Ruta Pacífica de las Mujeres.

La cual surge en apoyo a las mujeres y niñas del Corregimiento de Pueblo Antioquia, quienes estaban siendo sometidas a todo tipo de violencias y violaciones, debido a la exacerbación del conflicto armado.

Manifiesto

“No permitir que de nuestras manos y vientres, brote ni un solo alimento para la guerra y la violencia. Enseñaremos a nuestros hijos e hijas a cambiar los gritos de horror y estupefacción ante la muerte, por la esperanza solidaria.

No callar ante el dolor o el sufrimiento producido por la guerra, o por la violencia que se comete contra las mujeres de cualquier parte del planeta, así no aparezca en las estadísticas. No olvidar nuestro compromiso político de proteger a nuestro planeta, la madre tierra.

Siempre recordar que se invierten en la guerra, los recursos que deberían invertirse en el desarrollo. Sin desarrollo sostenible y sustentable, no habrá paz. Levantar nuestra voz, porque hoy se pretende pacificar al país, con proyectos totalitarios de muerte.

Crecen los grupos que a nombre de la defensa ciudadana, bajo el amparo legal, riegan más sangre y resentimientos.

 

¿Cómo pacificar entonces a los pacificadores?

Desactivar todos los artefactos de la guerra, los de hierro, los de la palabra que la incita, los del olvido. Acompañamos a las mujeres del Suroeste, a las del resto del país y del mundo en sus acciones fundantes, de una nueva convivencia y de acciones organizativas que nos permitan soñar el presente.

Nos pronunciamos contra el desastre ecológico que se avecina a las entrañas de nuestra tierra.

Nos declaramos veedoras de todos los procesos de diálogo, pues en ellos también se juega la vida, la esperanza de las mujeres, las (os) jóvenes y niña (os).

Propugnamos porque se abra como alternativa los diálogos regionales, porque la paz se construye más fácilmente si se teje desde cada parte, se gesta desde las particularidades, si se impulsa e invierte en desarrollo local.”

Afiche de convocatoria Mov-1996

Galería de Imágenes