Ruta Pacífica de las Mujeres - movimiento feminista ¡Las mujeres no parimos hijos e hijas para la guerra!

Bogotá, Colombia

Teléfono: (571) 716 9947

Celular: 313 333 7959

Dirección: Carrera 53 # 59-85 Barrio Quirinal

comunicaciones@rutapacifica.org.co

 

1891176 faceb twitter

Usted está aquí:Sala de Prensa»Noticias»2014»DECLARACIÓN A LA OPINIÓN PÚBLICA ENCUENTROS REGIONALES PARA LA PAZ 2014
Viernes, 12 Diciembre 2014 00:00

DECLARACIÓN A LA OPINIÓN PÚBLICA ENCUENTROS REGIONALES PARA LA PAZ 2014

NOTICIA No. 9 - 2014

Tame. Diciembre 11 de 2014. Colombia se encuentra ante una oportunidad sin precedentes para terminar el conflicto armado interno que ha tenido que sufrir por casi 60 años. Somos conscientes de que la tarea de la construcción de la paz requiere tiempo y nuestros mejores esfuerzos y por ello, tres redes nacionales de construcción de paz: Redprodepaz, Ruta Pacífica de las Mujeres y la Red de Iniciativas y Comunidades de Paz desde la base, junto con la Organización Pensamiento y Acción Social (PAS) hemos asumido la tarea de realizar estos 12 Encuentros Regionales para la Paz, que hoy cierran su primer ciclo en estas llanuras del Sarare (territorio sagrado) y en esta tierra de labranza (cosecha), que significa Tame.

 

Quibdó, Puerto Asís, Sincelejo, Florencia, Granada, Popayán, Barrancabermeja, Chaparral, Tumaco, Tibú, Apartadó y ahora Tame, han sido los escenarios para realizar estos encuentros que han tenido como propósitos: propiciar un diálogo social entre lo que se discute en la Mesa de La Habana y lo que sucede y se construye en las regiones colombianas, así como reconocer las potencialidades, actores y agendas territoriales, para hacer las transformaciones que necesita el país en su conjunto.

 

En este ejercicio democrático hemos contado con la participación de más de 5.000 líderes lideresas (3.100 Hombres / 1.900 Mujeres) provenientes de diversidad de actores sociales y políticos (1.314 organizaciones, sociales; 80 empresas; 145 medios de comunicación; 81 entidades del sector educativo, etc.); muchos de estos actores distanciados y fragmentados a causa de la guerra. Hemos convocado a estas fuerzas sociales a dialogar sobre lo que queremos para nuestro futuro y sobre cómo vamos hacer realidad este sueño de terminar la guerra y avanzar en la construcción de la paz desde los territorios. En este esfuerzo nos han acompañado y apoyado de manera decidida las embajadas de Suecia, Suiza y Noruega, y la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, a quienes agradecemos profundamente.

Luego de estos 12 encuentros, ratificamos que no hay proceso de paz exitoso sin la adecuada participación de la sociedad civil, que “la paz se hace desde los territorios y con la gente” como ha expresado el Gobierno Nacional. Los pobladores de las regiones: indígenas, afros y campesinos, mujeres, jóvenes, población LGTBI, comerciantes, empresarios y gobernantes locales nos han mostrado los enormes retos y desafíos de la paz territorial, la necesidad de dar coherencia y consistencia a unas políticas que respeten e incluyan la voz y los proyectos de vida de las comunidades, y que estén acordes con los mecanismos de implementación que se dispongan en un eventual acuerdo entre el gobierno y las insurgencias.

La paz territorial implicará fortalecer la organización, una participación social y política de grandes proporciones, y resolver profundos conflictos anclados en las historias regionales: el problema de la posesión y el uso del suelo, superar el abandono histórico del campo y de regiones de frontera, detener la destrucción del medio ambiente a causa de proyectos mineros y de explotación de hidrocarburos, afrontar la cultura mafiosa instalada como forma de hacer la política, cerrar las brechas entre el campo y las ciudades, reparar realmente a las víctimas. Pero estas y otras importantes tareas no serán posibles si no se da un proceso de construcción colectiva y respetuosa desde la diferencia, que supere las fracturas dejadas por la guerra y que convoque la voluntad de todas y todos para construir los territorios.

Como resultado de los encuentros entendemos la paz territorial como. un proceso democrático por medio del cual se logra articular intereses, expectativas y agendas alrededor de una visión compartida de futuro, con la participación del conjunto de actores y organizaciones que tienen asiento y presencia en los territorios, y en el marco de un diálogo entre sí, con la nación y con la comunidad internacional. Este proceso debe conducir a la construcción de acuerdos sociales, políticos, económicos y ambientales, que permitan ordenar el territorio y fundar las relaciones en el respeto y la protección de los derechos humanos.

La paz territorial supone un gran proceso de reingeniería social, política e institucional, capaz de activar transformaciones de fondo en la vida de la gente. Para ello es imperativo detener la guerra; ese es el primer paso para generar condiciones para la paz en los territorios Por esto, respaldamos los avances hasta ahora logrados en las conversaciones entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las FARC EP, y les solicitamos que acuerden unas formas y mecanismos para el desescalamiento del conflicto, que disminuyan las violaciones a los derechos de la población civil, para que el proceso gane credibilidad y legitimidad. Igualmente les pedimos no pararse de la Mesa a pesar de los obstáculos que puedan presentarse.

 

Por otro lado, este ejercicio de negociación para terminar el conflicto armado es incompleto si no se realiza también con el ELN. Es conveniente, para las partes y para el país, que no se aplace más el inicio de las negociaciones con este grupo armado. Desde esta tierra, histórica y emblemática de lucha social, convocamos al ELN y al gobierno a dar el paso definitivo, a tomar la decisión política de iniciar negociaciones formales. Esta sociedad civil y la que ha participado en los 12 Encuentros Regionales nos disponemos a acompañar su decisión y a aportar nuestras propuestas para que ese diálogo concluya positivamente en un acuerdo final. Como dicen los pueblos indígenas del Cauca cuenten con nosotros para la Paz, nunca para la guerra!.

 

Desde Tame, pero con la memoria viva de los 12 encuentros realizados, expresamos nuestra voluntad de continuar trabajando desde los territorios en la consolidación de plataformas sociales y políticas capaces de sentar bases sólidas para la paz, una paz con justicia, equidad e inclusión.

 

Tame / Tierra de la Libertad, Diciembre 11 y 12 de 2014

 

Ruta Pacífica de las Mujeres - Premio Nacional de Paz 2014
Red de Iniciativas y Comunidades de Paz desde la Base - Pensamiento y Acción Social
Red de Programas Regionales de Desarrollo y Paz - Redprodepaz.

Visto 1571 veces