Ruta Pacífica de las Mujeres - movimiento feminista ¡Las mujeres no parimos hijos e hijas para la guerra!

Bogotá, Colombia

Teléfono: (571) 716 9947

Celular: 313 333 7959

Dirección: Carrera 53 # 59-85 Barrio Quirinal

comunicaciones@rutapacifica.org.co

 

1891176 faceb twitter

Usted está aquí:Sala de Prensa»Comunicados»2017»El valor de la terquedad
Jueves, 22 Marzo 2018 03:05

El valor de la terquedad

Este 2018 ha iniciado con un panorama desalentador para un país que camina hacia la paz, hechos como la explosión de la estación de policía de Barranquilla, el incremento de personas líderes sociales asesinadas en las regionales, la dramática situación de crisis de humanitaria que viven poblaciones enteras por cuenta de las disputas territoriales de los actores armados ilegales, como en Cáceres Antioquia, la creciente muestra de violencia entre personas jóvenes en las instituciones escolares, la vergonzante cifra de 56 [i] asesinatos a mujeres en los dos primeros meses del año; entre otras muchas situaciones que se viven en el día a día en Colombia, ha hecho preguntarse a muchos hombres y mujeres del país ¿es esta la paz que estamos construyendo?, ¿para esto se hizo un proceso de negociación?, Algunos más radicales dirán ¡esa es la paz de Santos!.

Un año después de firmado el Acuerdo, del nacimiento de la niña PAZ ese 24 de noviembre de 2016, una niña como muchas mujeres de este país que nace sin ser muy deseada, esperada y en múltiples ocasiones abandonada. Cientos, miles, millones de hombres y mujeres han decidido adoptarla, protegerla, se esfuerzan tercamente como con sus propios hijos e hijas para que crezca en medio de la adversidad, a pesar del dolor, la indiferencia, y los hechos de violencia, porque están convencidas que traerá un futuro mejor para las nuevas generaciones colombianas y para sí mismas.

Algunas de ellas, han sido las mujeres enrutadas que con su terquedad y convencimiento profundo que estas y muchas más situaciones que se viven hoy, son más que razones suficientes que las convocan desde el feminismo, pacifismo, antimilitarismo a seguir levantando la voz como lo han hecho durante 20 años y especialmente en el 2017. En el cual  recorrieron y retejieron territorios aún adoloridos y ensangrentados por el horror que ha dejado la confrontación armada en los cuerpos, vidas y mentes de cada colombiano y colombiana.

Con más de 100 acciones para sensibilizar, pedagogizar a grandes y chicos sobre el Acuerdo y los beneficios de la paz, 100 plantones de Mujeres de Negro, para recordarle a la sociedad el derecho de las mujeres a una vida libre de violencias y en paz, una gran movilización de 2000 mujeres  al chocó para rodear y acompañar a quienes viven día a día las violencias residuales que deja el Acuerdo con las Farc y la confrontación con los actores armados ilegales; igualmente la creación de alianzas con otros y otras para incidir que este Acuerdo y las instancias creadas para que en su implementación incluyan a las mujeres como protagonistas y beneficiarias directas.

Esas, las mujeres tercas, hacen un llamado desde esa terquedad que da frutos, que ve el rostro de la paz en las veredas donde la confrontación bajó su intensidad, en los parques de pueblos que se llenan de vida y juegos infantiles que son usados para crecer, en la sonrisa de los que hoy siguen vivos gracias al Acuerdo, al cese al fuego entre Gobierno y ELN entre octubre y 9 de enero, a la dejación de las armas de las bandas criminales, en la representación de las 26 mujeres elegidas para ser parte de la Justicia Especial Para la Paz, y 5 mujeres que integran la Comisión de la Verdad Oficial. El llamado es a seguir construyendo la paz, porque esa violencia que siguen viviendo día a día las mujeres y hombres en los territorios, es el recordatorio que la niña PAZ es una bebé frágil, vulnerable y que depende de cada persona hacerla crecer, cuidarla, porque es la única oportunidad que tenemos como sociedad para romper la cadena de venganza, odio y retaliación que nos han dejado 60 años de dura guerra.

Desde la terquedad exhortamos a los señores de la guerra a volver al camino  iniciado, a seguir construyendo y dando pasos para que esta niña pequeña, querida y necesitada por la gran mayoría del pueblo, siga creciendo en cada rinconcito de este país, para constatar con hechos que este es el único camino posible y rentable para transformarlo. Para que las mujeres podamos volver a parir hijos e hijas para la paz.  

                                                                                                 

¡La paz es imparable!

 

 

[i] Estos datos corresponden a casos presentados en los dos primeros meses del año 2018 que han sido recogidos por la Ruta Pacifica en sus 9 regionales  (Antioquia 22 asesinatos, Bolívar 3, Cauca 9, Valle 5, Chocó solo Quibdó 4, Putumayo 6, Santander 4, Risaralda 2, Caldas 1).

 

Por Sandra Luna Delgado

Integrante de la Ruta Pacífica Regional Santander

 

Visto 354 veces