Ruta Pacífica de las Mujeres - movimiento feminista ¡Las mujeres no parimos hijos e hijas para la guerra!

Bogotá, Colombia

Teléfono: (571) 716 9947

Celular: 313 333 7959

Dirección: Carrera 53 # 59-85 Barrio Quirinal

comunicaciones@rutapacifica.org.co

 

1891176 faceb twitter

Usted está aquí:Sala de Prensa»Comunicados»2014»Caso Jóvenes, Barrio de Boston
Domingo, 13 Abril 2014 00:00

Caso Jóvenes, Barrio de Boston

COMUNICADO DE PRENSA No. 3- 2014

Comunicado a la Opinión Pública

Medellín, Abril 13 de 2014. La muerte hace 5 años, de las jóvenes Cindy Lorena Giraldo Patiño y María Katerine Ochoa P. de apenas 17 años a manos de Sergio David Hurtado, detenido finalmente en diciembre de 2013, ahora por una irrisoria fianza económica sale libre el día de ayer 10 de abril de 2014. La condena dictaminada por el crimen de las jóvenes fue de apenas 3 años y medio, “justificada” por declararse culpable sólo por desmembramiento de cuerpos y por ocultar evidencias, negando su autoría por la muerte de las dos jóvenes, cinco años después de ser buscado y hallado en Montería. 

Hoy de nuevo ante la impunidad de los feminicidios recurrentes en nuestra ciudad,  que cuenta con 20 mujeres asesinadas en lo corrido del año, nos sentimos indignadas, lastimadas y atropelladas, desprotegidas y abandonadas por un Estado y sus funcionarios que no nos garantizan los derechos, como es su deber y responsabilidad fundamental. Una justicia que opera a favor no de las víctimas, sino de los victimarios quienes por fianzas irrisorias, menores a una multa de tránsito, pueden salir en libertad.

Se corrobora cómo, de manera sistemática, este tipo de acciones judiciales, hacen burla del Estado Social y Democrático de Derecho que nos debiera cobijar en tanto ciudadanas y ciudadanos colombianos. En estos términos, lo procedimental y los prejuicios están por encima de los actos violentos y hechos atroces a los que de hecho, termina favoreciendo.

Nos unimos al unísono con la voz, el llanto, el grito de sus madres que desde el crimen feminicida contra sus hijas, aún en medio de sus situaciones económicas, emocionales y sociales y sin ningún amparo del Estado, ni siquiera en aspectos de salud mental ante tanto dolor, no han dejado en ningún momento de clamar justicia por sus hijas, por el derecho a la verdad y las garantías de no repetición de hechos tan abominables, naturalizados por una sociedad silenciada por sus miedos, por su doble moral y mediada por el consumismo y las apariencias, que a diario busca títulos y reconocimientos que distan de la realidad del país y de la responsabilidad que le compete.

La falta de compromiso ético por parte de Víctor Vélez abogado defensor de las niñas, de Juan Camilo Londoño López (con tarjeta profesional 185.333) abogado del detenido; del juez José Albeiro Trujillo Giral (juez séptimo penal del circuito), encargado de las definiciones sobre este caso con tan graves hechos denunciados por distintas vías como el movimiento de mujeres de la ciudad, los medios de comunicación, la fiscal María del Socorro Pineda López (fiscal 87); señalan la visión misógina que prima en los estamentos de justicia, que se traduce en la falta a la debida diligencia del Estado frente a ello y demuestran como la justicia se vuelve indolente con los hechos como los que ocurrieron hace 5 años y que al final se “resuelve” con una multa y la libertad del victimario.

Como mujeres sentimos que tenemos una responsabilidad social y política frente a las consecuencias que estas decisiones tienen para nuestra sociedad. Nos preocupa y atemoriza saber que criminales como éstos y su práctica absolución, cuentan con garantías y libertad de acción para reincidir en este tipo de crímenes. Reprochamos enérgicamente esta decisión y exigimos del Estado Colombiano y de sus instancias competentes la revisión, no sólo de este caso en particular, sino de todos aquellos que atentan contra el ejercicio ciudadano de nuestros derechos fundamentales y nuestra dignidad y vida.

La ciudad denominada “la más innovadora”, se encuentra absorta por la realización del “SEPTIMO FORO URBANO MUNDIAL DE HABITAT DE LAS NUCIONES UNIDAS” y no se da cuenta como ha sido maquillada con costos económicos y ciudadanos indescriptibles como es el caso del ocultamiento de los habitantes de la calle, escenas cotidianas urbanas de nuestra ciudad; y mientras tanto acontecen hechos tan graves como esto de dejar bajo fianza en libertad al victimario de uno de los casos que más ha conmovido a Medellín en los últimos años.

Y es aquí también en presencia del Concejo de Seguridad de Naciones Unidas y ante las miles y miles de mujeres que asisten a este evento global, en donde decimos con dolor pero sobre todo con dignidad:

NO MÁS VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES.

NO MÁS FEMINICIDIOS.

POR UN HOGAR, UN PAÍS, UN PLANETA LIBRES DE GUERRAS, MIEDOS Y VIOLENCIAS CONTRA LAS MUJERES.

VERDAD, JUSTICIA, REPARACIÓN Y GARANTÍAS DE NO REPETICIÓN PARA LAS MUJERES.

RESTABLECIMIENTO DE SUS DERECHOS, SIN QUE SU EXIGIBILIDAD SE CONVIERTA EN AMENAZAS CONTRA SU VIDA.

Visto 1230 veces